Rendimiento, calidad y 10 razones más para siempre usar tóner original

Uno de los principales retos de los empresarios es reducir costos. En lo que respecta a los costos de impresión, estos representan entre 1% y 3% de los ingresos anuales de las empresas, según la consultora IDC. Por eso muchas compañías buscan opciones para reducir ese gasto con la compra de productos alternativos.

Los tóneres no originales, aparentemente, tienen costos más bajos, sin embargo, lo que genera más gastos no es la compra del tóner, sino los gastos directos e indirectos asociados a la impresión, como son: las reimpresiones, el mantenimiento, el tiempo de los empleados, entre otros.

Estos gastos directos e indirectos no se identifican desde el principio y afectan la productividad; ejemplos de estos son los retrasos por las reparaciones o el costo del servicio de soporte y mantenimiento de las impresoras. La realidad es que usar tóner original es lo único que garantiza mayor rendimiento, calidad y rentabilidad.

Razones para usar tóner original

El tóner original es el producto que garantiza una impresión profesional. No sucede lo mismo con los tóneres no originales, pues el 56% necesitan una o más intervenciones de los usuarios, dado que ofrecen una calidad de impresión deficiente, según un estudio de SpencerLab. Y esta no es la única razón para usar siempre tóner original. Hay otros nueve motivos para hacerlo.

1. Evita daños permanentes a la impresora. Según un estudio de Market Strategies International, 89% de los problemas causados por los tóneres no originales son daños a las impresoras, que ameritan su limpieza, reparación o, incluso, reemplazo.
2. Es confiable. Los tóneres no originales pueden gotear, así como producir impresiones descoloridas o rayadas que se traducen en la reimpresión de documentos. Los productos originales, por su parte, ofrecen una calidad profesional el 100% de las veces.
3. Reduce las llamadas al servicio técnico. Más del 90% de los técnicos de impresoras aseguran que el uso de tóner original minimiza los costos asociados a las llamadas a centros de servicio.
4. Alarga la vida útil de la impresora. El uso de productos no originales aumenta la probabilidad de dañar la impresora en un 30%.
5. Reduce el costo de la impresión. El tóner original permite imprimir más páginas con calidad óptima. Por ejemplo, con la tecnología JetIntelligence de HP se puede imprimir 33% más, lo que reduce el costo de impresión por página.
6. Promueve prácticas sostenibles. La mayoría de los tóneres no originales terminan en vertederos. No es el caso de los productos de HP, por ejemplo, que hacen parte del programa HP Planet Partners, en el que se recogen los tóneres, se reciclan y sus materiales se usan en la producción de nuevos cartuchos de tinta y tóneres. De esta manera se recuperan materiales y se respeta el medioambiente.
7. Mejora la productividad. El hecho de que más de 30% de los tóneres no originales produzcan fallos como fugas disminuye la productividad. Según un estudio comparativo de SpencerLab realizado en 2018, al utilizar productos originales se consiguieron impresiones de calidad desde el primer momento.
8. Cuenta con tecnología de punta. Las impresoras a color HP LaserJet, por ejemplo, pueden detectar el desgaste del tóner y ofrecer un rendimiento mejorado gracias a la tecnología de calibración de impresión, algo con lo que no cuentan los productos no originales.
9. Ahorra dinero. Si bien los productos no originales parecieran tener un menor gasto inicial, los gastos directos e indirectos asociados a la impresión resultan mayores.

Utilizar tóner original es la garantía de mayor productividad y reducción de los gastos asociados a la impresión. Por ello es la solución para todas las empresas que buscan productos con la mejor relación calidad-costo.