¿Por qué vale la pena convertirse en una empresa sostenible?

 

Sostenibilidad es una palabra que se viene escuchando repetidamente en el mundo empresarial, pero ¿Qué significa realmente ser sostenible? ¿Por qué es importante para una empresa entrar en esta corriente?Sostenibilidad es una palabra que se viene escuchando repetidamente en el mundo empresarial, pero ¿Qué significa realmente ser sostenible? ¿Por qué es importante para una empresa entrar en esta corriente?

Las empresas se han convertido en actores relevantes dentro de la sociedad pues, no solo son fuente de empleo o productoras de bienes o servicios, sus procesos afectan de manera directa el ecosistema social y ambiental en el que se desarrollan, de allí surge la preocupación y necesidad de que todas y cada una de sus acciones estén enfocadas en convertirse en empresas sostenibles.

Es frecuente escuchar que ser sostenible es crear e implementar políticas empresariales para cuidar el medio ambiente. Esta afirmación está incompleta: ser sostenible implica también un crecimiento empresarial en el que se trabaje por el bien común (ecología, acciones sociales) que beneficien a la comunidad en la que se encuentra una empresa y que esto contribuya a que las corporaciones sean rentables como negocio.

Por eso grandes empresas de tecnología como HP invierten parte del tiempo y el talento de sus equipos en crear estrategias para equilibrar el impacto que produce en su cadena de valor y poder entregar a las poblaciones con las que trabaja herramientas para una educación enfocada a las nuevas tecnologías.

Lograr este equilibrio parece imposible, sin embargo, existe un concepto que puede ayudar a conseguirlo. Se trata de la economía circular. Joaquín Caraballo, gerente de Waste2Worth, la define como una manera de aprovechar el valor de cada uno de los materiales de cada producto a partir de acciones como reciclar, reutilizar, remanufacturar o aumentar la duración de los productos. Esta modalidad está pensada para tener una producción amigable con el medio ambiente.

Bajo este principio es que Waste2Worth (W2W) trabaja de la mano con grandes empresas para ayudarles a encontrar esas oportunidades de vincularse a la economía circular a partir de sus productos y necesidades. “Ser una empresa sostenible va más allá de reciclar o de sembrar árboles. Este ya es un tema de competitividad también. Las empresas siempre buscan estar a la vanguardia y la sostenibilidad no es la excepción. Es lo que exige el mundo actual”, explica Caraballo.

La labor de Waste2 Worth se centra en buscar esos elementos de la cadena de valor en la producción de cualquier compañía para lograr desde allí crear una ruptura en el modelo lineal y convertirlo en un ciclo. “Las empresas nos buscan cuando tienen un reto con el manejo de un residuo al que quieren buscarle un valor y ese valor, generalmente, lo consiguen tras un proceso científico que le puede dar una nueva vida y un nuevo uso. Por ejemplo, una empresa de pasabocas invirtió en convertir los empaques plásticos de sus productos en diésel para sus camiones distribuidores”, describe el gerente de W2W.

Sin embargo, no solo a partir de los residuos se impulsa la sostenibilidad. HP piensa mucho en el tema de sostenibilidad y en esa onda creó una impresora que requiere menos mantenimiento y que es más durable, así reduce costos en operación y disminuye la cantidad de impresoras desechadas, también son muy conscientes con el tema de los residuos y se mantiene como una de las líderes del mercado, explica Caraballo.

 

HP y la sostenibilidad

HP es una de las 100 compañías más sostenibles a nivel mundial y por eso ha incluido dentro de sus políticas acciones encaminadas a fomentar cambios en las dinámicas ambientales que se producen alrededor de sus productos y el uso que les dan las personas.
HP reconoce al planeta, las personas y a comunidad como actores importantes en su ecosistema empresarial, por eso trabaja en tres ejes principales:

    • Reducir el impacto ambiental

A través de un rediseño de sus productos y un replanteamiento en las cadenas de producción, consiguieron reducir su huella de carbono y crear modelos de economía circular extendiendo la vida útil de los productos y usando materiales reciclados para su elaboración.

    • Defender la dignidad de las personas con las que trabajan

Pensando en sus empleados, se desarrolló una cultura inclusiva y abierta en la que el progreso es fundamental para todos los que participan en la cadena de valor.

    • Conseguir cambios positivos en las comunidades

Su trabajo con la comunidad se centra en apoyar y promover la educación de calidad basada en la tecnología y en brindar un apoyo cuando ocurren desastres naturales que así lo requieran  Estas tres iniciativas demuestran que la sostenibilidad es una gran apuesta que cualquier empresa debe hacer pues lograrán dar más valor a la cadena de producción, tendrán ambientes y equipos de trabajo más comprometidos y de la misma manera trabajarán para preservar y aprovechar mejor los recursos con los que cuentan.

Otro gran ejemplo de sostenibilidad de HP son los tóneres y tintas que son recolectadas por la compañía después de su uso y tras un proceso de reutilización se vuelven a ensamblar para lograr reducir los desechos y disminuir costos de producción.

Así como HP, su empresa también puede entrar en la onda de la economía circular y la sostenibilidad, vincúlese y vea cómo sus costos de producción disminuirán y hará un aporte fundamental al cuidado del planeta tierra.